Venezuela


World

 

Petroleumworld
Bookstore



links
Institucionales


Banco Central


de
Venezuela
Indicatores

Economicos



Sistema de Control
de  Resúmenes
Curriculares

 

FAJA del ORINOCO

Licitaciones en
el Sector Petrolero

PDVSA Contrataciones
Nacionales


Pequiven Contrataciones
Nacionales

PDVSA


EMPLEOS EN PDVSA



www.dose.gob.ve



 

 

Fedepetrol

 


OPEC


SVIP

 


Noruega en
Venezuela

 


Blogspots
recomendados

Temas de Inversion

Venepiramides

PETROfinanzas

Jose A.Paez


Luis F. Indriago

Gustavo Coronel


Gerencia Energia


El Recadero
-
The Gofer

Martha
Colmenares


Petroleumworld
Socios
de negocios
:


VIPTEL

Venezuelan
International
Internet Provider
& Telecomunications


 

 

 


Suramericapress

 


Opinión - Editorial

 

La semana petrolera latinoamericana :

Víctor Flores García: Geopolítica petrolera
de Venezuela reemplaza a EEUU por China

 

 

 

La geopolítica petrolera a la cual gustaba tanto jugar al fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez, centrada en el desvío de sus exportaciones de crudo de Estados Unidos a China, a cambio de masivos préstamos como piedra de toque, ha tenido un renacimiento vigoroso con el viaje de cuatro días esta semana de su sucesor Nicolás Maduro a Pekín.

Los anuncios que precedieron a la gira son, desde cualquier capital del mundo donde se lean las flamantes cifras del Fondo Pesado China-Venezuela, piezas de una magnitud colosal en el tablero del ajedrez global: una nueva inversión china de 14.000 millones de dólares y un nuevo préstamo que asciende a 5.000 millones de dólares, se traerá en la bolsa Maduro.

Y para que no parezca que se trata de un endeudamiento sin fin, el nuevo tanque de oxígeno financiero y de inversión petrolera llega desde Asia al Caribe con un anuncio de solvencia: Venezuela ha pagado en los últimos años, con sus embarques soberanos de crudo y no con cash, 20.000 millones dólares de los primeros 36.000 millones del fondo creado en 2007, corazón de la estrategia de apertura a China.

El esquema de pago de inversiones a cambio de crudo permite que, de los 640.000 barriles diarios de petróleo que hacen el largo recorrido en mega tanqueros a China, el 40 por ciento del flujo de oro negro sea destinado a pagar la deuda con Pekín. Es decir, 264.000 barriles diarios de crudo venezolano sirven al pago de la deuda.

Para poner en perspectiva esa política desde México, debe mencionarse que ese esquema de pago con hidrocarburos a cambio de inversiones en la explotación de las riquezas del subsuelo, muy común en todo el mundo, está prohibido por la Constitución que el presidente Enrique Peña Nieto quiere reformar. Una oposición intransigente de la izquierda radical en las calles y en el Congreso la rechaza, con Cuauhtémoc Cárdenas a la cabeza.

Los mayores productores latinoamericanos de petróleo han visto derrumbarse sus producciones: de 3,4 a 2,5 millones de barriles diarios en ocho años en México; y de 2,9 millones a 2,8 millones en Venezuela, de acuerdo con datos de 2012 de la OPEP, aunque datos no oficiales basados en los despachos embarcados la ubican en 2,5 millones de barriles al día, en el mismo rango que México.

A los precios actuales que rondan los 100 dólares el barril, Venezuela ha necesitado exportar unos 200 millones de barriles a China para pagar los primeros 20.000 mil millones de dólares desde que iniciaron las ventas al gigante asiático y gran devorador de energéticos. Eso es casi la quinta parte de producción anual del país caribeño.

Venezuela ha diversificado sus mercados de manera tan acelerada, que además vende otros 400 mil barriles diarios a la India, de acuerdo con los pomposos anuncios del ministro de Energía y cabeza de la petrolera estatal PDVSA, Rafael Ramírez, en el marco del viaje a China: “Hoy somos independientes y soberanos. Venceremos”, divulgó desde Pekín en su cuenta de Twitter.

La otra cara de la moneda de esta estrategia son las ventas venezolanas de crudo a Estados Unidos: éstas han mantenido desde 2007 una disminución sostenida. En otras palabras, Venezuela no ha aumentado su producción, que más bien se ha reducido en forma drástica en los últimos años por falta de inversiones estatales, sino que las ha desviado hacia Asia.

Las compras de crudo de Estados Unidos a Venezuela han tenido una caída constante muy notable de 236 mil barriles diarios promedio en los últimos seis años. Los embarques de hidrocarburos desde los puertos caribeños venezolanos han caído de 1 millón 140 mil barriles en 2006, a sólo 900 mil barriles diarios en promedio durante 2012.

El derrumbe de las ventas se eleva a 390.000 barriles diarios menos de ventas a Estados Unidos si comparan con 2004, año que registró el pico máximo de ventas que el gobierno de Chávez hizo a su enconado rival en los últimos 15 años, de acuerdo con los registros divulgados por el Departamento de Energía norteamericano.

Las alarmas han sonado porque las cifran serán peores al final de este año en marcha: en febrero de este 2013 partieron a Estados Unidos apenas 601 mil barriles diarios de crudo y derivados, una drástica caída de 33 por ciento al compararlo con los 898 mil barriles por día de apenas el mes anterior, este enero de 2013; y es un descenso más de la tercera parte si se compara con los 930.000 barriles exportados un año antes, en febrero de 2012.

En cambio con China todo es fiesta: "Con el Banco de Desarrollo de China acordamos los términos del Tramo C del Fondo Chino, $ 5.000 millones para los proyectos de la Patria, para el pueblo!", escribió con euforia el funcionario, a través de su cuenta de la red electrónica, @RRamirezPDVSA.

La figura espigada de cabello blanco, con pronunciadas entradas en su frente y ojos claros de Ramírez ha estado al centro de los encuentros con altos ejecutivos de empresas chinas. Su avanzada previa a la llegada de Maduro fue recibida por la Corporación Petroquímica de China (Sinopec), la corporación estatal petrolera (CNPC), el Grupo Citic, el Banco de Desarrollo chino, el Banco Popular (emisor de China) y el Banco de Importación y Exportación de China.

No se conocen las nuevas condiciones del financiamiento que comenzó a negociarse hace tres meses, en julio de este 2013; pero el renovado portafolios venezolano regresa de Asia repleto de proyectos: como muestra, sólo en la reunión con el Eximbank de China se acordó un préstamo de 390 millones de dólares para construir un nuevo muelle de la petroquímica Pequiven en el puerto de Morón.

Maduro ha anunciado que en su visita al presidente chino, Xi Jinping, y al primer ministro, Li Keqiang, hará ascender los convenios binacionales de 365 a un total de 400, lo que será una poderosa inyección a la cooperación bilateral iniciada en la prolongada era de Hugo Chávez (1999-2013).

Venezuela ha logrado certificar las mayores reservas mundiales de petróleo, aunque en su mayoría se trate de crudo extra-pesado azufrado, de muy difícil extracción y refinación, que antes era considerado como bitumen o chapopote, localizados en la faja petrolífera del Orinoco. La desaparición hace décadas de los descubrimientos de grandes yacimientos en el mundo, revalorizaron esos reservorios a pesar de los bajos márgenes de ganancias y los altos impuestos.

Pocos daban crédito a los eufóricos anuncios que el ex presidente Chávez hacía en noviembre de 2007, el año en que tomó el control accionario de las asociaciones estratégicas de Venezuela con petroleras extranjeras, cuando puso un límite de 40 por ciento a las participaciones accionarias foráneas, con 60 por ciento de esos negocios bajo control de la estatal PDVSA.

Ese esquema que contempla joint ventures a riesgo compartido con petroleras estatales y privadas extranjeras en las inciertas exploraciones, fue bautizado como “socialismo petrolero” por Chávez y calificado de nuevo capitalismo de Estado por sus críticos.

El multimillonario Fondo Chino−Venezolano vio la luz con un capital inicial de 4.000 millones de dólares en 2007 aportados por el Banco de Desarrollo de China (BDC) y el año siguiente las exportaciones de petróleo a China se triplicaron, aunque aún eran modestas.

Aquel mismo año, las petroleras norteamericanas Conoco–Phillips y ExxonMobil salieron de Venezuela en protesta por los pagos que consideraron injustos y hechos de mala fe por la nacionalización de sus plantas, lo cual acaba de ser ratificado este mes por un panel de controversias internacionales del Banco Mundial, que establecerá multimillonarias compensaciones.

China apareció con fuerza en el horizonte como reemplazo de los socios estadunidenses desde que Chávez y el ministro Ramírez proclamaron hace cinco años a China como un nuevo destino para su petróleo:

"Estamos listos. Hay una visita a China para ver el movimiento de tierra de tres refinerías que se van a construir allí, para procesar 800.000 barriles diarios de crudo venezolano", anunció en 2007 Chávez. Así era, aunque esa cifra no se ha alcanzado, “por ahora”, diría el Comandante, quien murió de cáncer en marzo pasado.

Su sucesor ya cifró en un millón de barriles diarios la meta de exportaciones en 2015, aunque los 14.000 millones de inversión fresca sólo alcanzan para incrementar la producción en 200.000 barriles diarios en la Faja del Orinoco.

Con la nueva mega-inyección financiera, las inversiones totales de la petrolera china en la cuenca del Orinoco ascienden a unos 40.000 millones de dólares, para producir unos 400.000 barriles al día, según cálculos de PDVSA.

Venezuela, no vendía ni una gota de petróleo en 2004 a China; reportó por primera vez la exportación de 300.000 barriles diarios al voraz gigante asiático en 2008, y duplicó sus exportaciones de crudo en 2012 a 600.000 barriles diarios a los insaciables productores chinos; y a 640.000 en 2013, según cifras oficiales, que siempre levantan controversia.

El mundo que entendía Chávez era un mundo dominado por la geopolítica del petróleo, la venta de materias primas al Occidente desarrollado y el lenguaje de la antigua confrontación Norte-Sur.

Con ese ánimo acudió a la cumbre presidencial en noviembre de 2007 en la capital de Arabia Saudita: llegó a la península arábiga con el propósito de plantear al cartel petrolero un papel más activo en el rumbo de la política global y orientar parte de sus ganancias al gasto social.

Era como regresar el reloj a los buenos tiempos de la OPEP. “Los países petroleros tienen que ir más allá de lo meramente energético” para adquirir “visos políticos y geopolíticos. Debemos retornar a la OPEP originaria, con una fuerte carga geopolítica”, dijo Chávez en aquel en su camino hacia Riad, capital del primer productor mundial de crudo, donde habló ante los jefes de Estado y de Gobierno de la OPEP.

Aquel día Chávez estaba feliz por el nuevo panorama de un petróleo caro que ya rondaba los 100 dólares por barril, lo cual impone penurias a los países pobres que no tienen la fortuna de una Venezuela “saudita”. “Los precios del petróleo deberían estabilizarse en una banda que oscile entre 80 y 100 dólares por barril", proclamaba sonriente, casi frotándose las manos.

El desaparecido mandatario venezolano era consciente de que su discurso podía doler a más de algún mandatario aliado que sufría las inclemencias de un precio del crudo por las nubes. Entonces depuró su discurso y anunció su propuesta a sus colegas desprotegidos: “Es necesaria alguna fórmula de protección para los países más pobres del mundo, para que el precio de 100 dólares por barril no se convierta en bomba destructiva sobre las economías del Tercer Mundo".

Él mismo diseñó Petrocaribe, un esquema que le permite financiar 40 por ciento de la factura petrolera de sus aliados latinoamericanos durante 25 años al 1 por ciento anual. Una ganga de dinero fresco que ha tenido un efecto corruptor en los aliados izquierdistas latinoamericanos que gozan de ella.

Venezuela era entonces el mayor productor latinoamericano, era el cuarto proveedor de crudo a Estados Unidos y sólo en los primeros nueve meses de aquel 2007, el país petrolero caribeño recibió en pleno boom de los precios unos 19.000 millones de dólares, de los cuales 90% provenían de la venta de crudo y el petróleo aportó casi el 60% del presupuesto nacional.

Aquella proporción no ha cambiado cinco años más tarde, en 2013, porque el socialismo petrolero de Chávez no cambió sino, al contrario, profundizó la dependencia petrolera estructural de la economía venezolana. Simplemente cambiaron los socios: China, Rusia, India, Irán, y las petroleras latinoamericanas entraron al juego de su geopolítica petrolera de Venezuela. VFG / MEXICO – 22 Setiembre 2013

Síguenos en twitter y esperamos sus comentarios vía nuestro Facebook

 

Víctor Flores García, Especialista en comunicación y procesos políticos latinoamericanos. Posgraduado en Communications Policy Studies, City University, Londres y graduado con honores por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, México. Consultor asociado de AFAN Consultores Internacionales como experto en comunicación y análisis y consultor (STC) del Banco Mundial en estrategias comunicación gubernamental. Con una carrera periodística de más de 25 años, especialista en temas internacionales, ha vivido México, Uruguay y Venezuela; y ha recorrido varios países de América Latina cubriendo los procesos políticos y sociales contemporáneos más relevantes. Ha sido corresponsal para la Agence France Presse, (1996-2008). Desde 2008 a la fecha es especialista en temas energéticos y editor para México de PetroleumWorld. Colaborador de temas internacionales para Dominical Milenio de México (antes Milenio Semanal) y la revista electrónica Contrapunto. Ha publicado ensayos y libros sobre comunicación política y democracia y ha sido profesor de Comunicación Política en las universidades Iberoamericana (DF), Claustro de Sor Juana, Intercontinental, de las Américas Puebla y miembro de la Cátedra Latinoamericana Ignacio Ellacuría de la Universidad Iberoamericana, Puebla. Los puntos de vista expresados no necesariamente son los de Petroleumworld.

Nota del Editor :Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique, a el autor, y la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fair use) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright).

Internet Web links hacia http://www.petroleumworldve.com son apreciadas.

Petroleumworldve.com 22 09 2013

Copyright ©1999-2010 para el autor o agencia de noticias respectiva.Todos los Derechos Reservados. Invitamos el uso de los contenidos de Petroleumworld pudiendo ser utilizados por cualquier medio, para su reproducción, sea esta total o parcial, pero debe ser necesariamente atribuida a Petroleumworld. Los contenidos de otras fuentes y los agencias deben tener la autorizacion respectiva de sus autores.

Envie esa nota a un amigo

Sus comentarios son importantes para nosotros!

Invitamos a todos los lectores a enviarnos
sus comentarios y opiniones sobre este artículo.


Escriba a editor@petroleumworld.com

Pregunas o sugerencias, escriba a :
editor@petroleumworld.com


Se ve mejor con IE 5.01+ Windows NT 4.0,
'95, '98 and ME +/ 800x600 pixels

TOP

Contacto: editor@petroleumworld.com /Teléfonos:(58 212) 635 7252
Celulares :  (58 412) 996 3730  or  (58 212) 952 5301
www.petroleumworld.com/:Editor : Elio Ohep
F.
Director y Productor: Elio Ohep F, Cel:( 58 412) 996 3730
Contacto: editor@petroleumworld.com
Teléfonos Oficina:  (58 212) 635 725
Ventas publicitarias:Malena Vasquez:(58 412) 952 5301
Information legal.
Copyrigth© Petroleumworld, Elio Ohep F., 1999-2008
Todos los derechos de autor reservados
PW in Top 100 Energy Sites CopyRight ©1999- 2006, Petroleumworld   / Elio Ohep F.- All rights reserved Petroleumworld no se hace responsable por los juicios de valor emitidos por esta publicacion, por sus colaboradores y columnistas de opinión y análisis. Aceptamos colaboraciones previa evaluación por nuestro equipo editorial, estamos abiertos a todo tipo o corriente de opiniones, siempre y cuando a nuestro juicio esten dentro de valores éticos y morales razonables. Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique a la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fair use) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright)Internet Web links hacia http://www.petroleumworld.com.ve son apreciadas. This site is a public free site and it contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner.We are making such material available in our efforts to advance understanding of business, environmental, political, human rights, economic, democracy, scientific, and social justice issues, etc. We believe this constitutes a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, the material on this site is distributed without profit to those who have chosen to view the included information for research, information, and educational purposes. For more information go to: http://www.law.cornell.edu/uscode/17/107.shtml. If you wish to use copyrighted material from this site for purposes of your own that go beyond 'fair use', you must obtain permission fromPetroleumworld or the copyright owner of the material.