Venezuela


World

 

Petroleumworld
Bookstore



links
Institucionales


Banco Central


de
Venezuela
Indicatores

Economicos



Sistema de Control
de  Resúmenes
Curriculares

 

FAJA del ORINOCO

Licitaciones en
el Sector Petrolero

PDVSA Contrataciones
Nacionales


Pequiven Contrataciones
Nacionales

PDVSA


EMPLEOS EN PDVSA



www.dose.gob.ve



 

 

Fedepetrol

 


OPEC


SVIP

 


Noruega en
Venezuela

 


Blogspots
recomendados

Temas de Inversion

Venepiramides

PETROfinanzas

Jose A.Paez


Luis F. Indriago

Gustavo Coronel


Gerencia Energia


El Recadero
-
The Gofer

Martha
Colmenares


Petroleumworld
Socios
de negocios
:


VIPTEL

Venezuelan
International
Internet Provider
& Telecomunications


 

 

 


Suramericapress

 


Opinión - Editorial

 

La semana petrolera latinoamericana :

Víctor Flores García:Ecuador: fiebre del
oro negro acaba con sueño ecológico amazónico

 

El Presidente de Ecuador, Rafael Correa, acaba de matar una ilusión en la Amazonía ecuatoriana, sembrada sobre un manto de petróleo: la audaz idea de salvar una de las mayores reservas de la biosfera en el planeta, Yasuni, habitada por aborígenes, dejando en tierra esa riqueza a cambio de un bono internacional por la mitad de su valor en el mercado de hidrocarburos.

Pero el sueño acabó esta semana. Múltiples errores del gobierno ecuatoriano y la falta de una respuesta firme de la cooperación internacional para reunir los fondos, llevaron a Correa a anunciar que esa rica zona natural protegida comenzará a ser excavada y explotada industrialmente por la petrolera estatal Petroamazonas.

Los exploradores y geólogos calculan en 920 millones de barriles bajo el manto de la reserva amazónica. Con un factor de recuperación de ese petróleo original en sitio (POES) de casi 20 por ciento con fines industriales, pueden extraerse unos 180 millones de barriles con valor de 18.000 millones de dólares, a los precios actuales de 100 dólares el barril.

El argumento de Correa es puramente económico: "No podemos ser tan irresponsable para dejar más de 18.000 millones de dólares bajo tierra, en un país que aún tiene un 24% de desnutrición infantil y tasas de pobreza importantes”. Y la reversa viene acompañada de una promesa espectacular: disparar el Producto Interno Bruto (PIB) ecuatoriano al 3% y en dos o tres años más a los niveles de China, de 8% anual.

La inédita moratoria a la explotación petrolera en la Amazonia ecuatoriana fue un desafío gestado en 2006, cuando el ministerio de Energía lo ocupaba Alberto Acosta, un intelectual de izquierdas formado en Alemania, en cuya casa familiar se fundó el Movimiento País, cuando era el amigo y mentor político que empujó a Correa al poder en 2006; pero se distanció de él desde que buscó se reelecto en 2009 y 2013.

Entre muchas vacilaciones, Correa lanzó el proyecto a la Cumbre de Naciones Unidas contra el Cambio Climático, en diciembre de 2009 en Copenhague. Pero menos de cuatro años más tarde se echó para atrás.

Ecologismo audaz versus el socialismo petrolero

La idea contrastaba con la feroz competencia de sus vecinos de Perú, Bolivia y Venezuela por atraer a toda costa inversiones petroleras, sobre todo países asiáticos como China, Rusia, Irán e India, con el concepto bautizado como “socialismo petrolero”.

Las reservas de hidrocarburos del Parque Nacional Yasuní en la Amazonia ecuatoriana alcanzan casi 20 por ciento del total conocido en el pequeño país andino, cuya economía está anclada a la renta petrolera: casi la cuarta parte del PIB son oro negro, dos terceras partes de las exportaciones son petroleras y casi la mitad del presupuesto del gobierno proviene de esas industria.

El proyecto de Ecuador superaba la visión del primer Protocolo de Kyoto, orientado a la absorción de las emisiones contaminantes mediante los denominados “bonos de carbono”, que son compensaciones económicas de los países industrializados destinados a la conservación ecológica por cada tonelada de CO2 que exceda una cuota fija de contaminación permitida.

El plan original que ha sido cancelado por el Presidente de Ecuador no sólo hablaba de absorber las emisiones con reforestación, sino de evitarlas antes; pero aunque intentó vincular el singular proyecto Yasuní al mercado de bonos de carbono, esta pretensión no prosperó y el país tuvo que diseñar su propio camino, que ahora abandona Correa.

Correa apeló a su plan de combate a la pobreza extrema que se ha propuesto erradicar hasta 2017, cuando termine su tercer mandato, gracias a la explotación de tres campos petroleros en Yasuno: Ishpingo, Tambococha y Tiputini, cuyos nombres hacen que la iniciativa también se conozca como ITT.

El mandatario que defiende las ideas bolivarianas del desaparecido Hugo Chávez afirma que la suya fue una “decisión dolorosa” pedir a la Asamblea Nacional legislativa que apruebe la explotación del ITT para abandonar el proyecto de bajo tierra el petróleo y dejar intacta la reserva ecológica, donde habitan comunidades indígenas amazónicas.

La compensación internacional que Correa esperaba a cambio ascendía a 3.600 millones de dólares en 12 años, que era la mitad del cálculo total en 2006, cuando los precios del crudo eran 70 dólares el barril.

Pero hasta agosto pasado, la iniciativa Ysuni ITT solo había recaudado 376 millones de dólares, entre cooperación al desarrollo; aportes comprometidos y por ingresar, que eran aportes mixtos esperados en el fallido fondo ecológico global.

Una consulta popular es exigida por organizaciones sociales opuestas a la explotación petrolera en la reserva de Yasuní; sin embargo, Correa responde que la mayoría de la población en la Amazonía ecuatoriana está de acuerdo con su decisión: los municipios amazónicos recibirán 1.500 millones de dólares de los recursos petroleros de ITT en Yasuni. Es el anzuelo.

Así acaba un sueño en una zona de de 700 mil hectáreas que aún son área intangible según la legislación ecuatoriana –la cual Correa quiere cambiar-, por ser el hogar de aborígenes que viven en aislamiento voluntario, y donde una sola hectárea alberga a más diversidad de árboles que todo el norte del contiene americano.

Los dilemas del Presidente

En sus orígenes, la propuesta provocó enfrentamientos dentro del gobierno de Correa, quien al principio tuvo algunos reparos debido a las urgencias económicas del empobrecido Ecuador: “Les resultó inconcebible que el propio ministro de Energía propusiera dejar el petróleo en el suelo y no explotarlo”, me relató el ex ministro de Energía, Alberto Acosta, en 2009 en una entrevista, al recordar las críticas.

Como titular de Energía, Acosta presidía el directorio de Petroecuador y así se enfrentó con el director ejecutivo de la empresa estatal, Carlos Pareja, determinado a sacar el petróleo amazónico y quien presionaba dentro y fuera del gobierno para acelerar su explotación así como el finiquito de los trámites para entregar el yacimiento a varias empresas petroleras.

Acosta me explicaba que aquel funcionario negociaba en secreto con las empresas estatales de Chile (Enap), China (Sinopec) y Brasil (Petrobras) y conversaba bajo la mesa con la estatal venezolana (PDVSA, la joya de la corona de Hugo Chávez) para extraer rápidamente millones de toneladas de hidrocarburos.

Esto fue así hasta que una mañana Correa escuchó los argumentos enfrentados y optó por apoyar las tesis de su amigo Acosta: dejar el petróleo en tierra, siempre que se logre una compensación financiera internacional porque el tema económico, más que el ecológico, siempre fue el centro del debate. Pero esta semana ha cambiado de opinión y se ha retractado.

Ecuador comenzó a exportar el petróleo amazónico desde que fluyó por primera vez en 1967, y desde agosto de 1972, cuando zarpó el primer cargamento de crudo al extranjero, se han extraído más de cuatro mil millones de barriles de petróleo con valor de unos 90 mil millones de dólares. “Y no nos hemos desarrollado”, lamenta Acosta.

Desencantado con el rumbo que tomaba su país argumenta que es la misma historia de todas las naciones que han pretendido desarrollarse con base en la exportación de petróleo y los recursos minerales: “Ecuador ha consolidado una economía rentista, clientelismo político y gobiernos de tinte autoritario”.

Es una cuestión que todavía está en disputa dentro del gobierno del presidente Correa que se inclina ahora por petrolizar su economía y, también, en los gobiernos aliados en la región, sobre todo Venezuela y Bolivia, pero también Argentina y Brasil.

Correa no dio la talla

Consulté de nuevo esta semana al antiguo amigo del Presidente, Alberto Acosta, ex ministro de Energía, ex presidente de la Asamblea Legislativa y ahora opositor a Correa. Estas fueron sus respuestas a las principales interrogantes que surgen en la comunidad energética y ecológica internacionales:

VFG: Usted fue uno de los impulsores de la idea Yasuni: ¿cómo surgió y por qué es única en el mundo?

ACOSTA: La idea, en realidad, no tiene un gerente propietario. Se construyó antes del inicio del gobierno del Correa, desde la sociedad civil. Inicialmente fue un reclamo de la gente que sufría las actividades de la Chevron-Texaco. Luego se plasmó en un reclamo por una moratoria petrolera, inclusive en un libro que escribimos varias personas en el 2000, antes de ser parte del plan de gobierno del actual presidente en el 2006. A mí me tocó presentarla y defenderla a nivel gubernamental como ministro de Energía y Minas desde fines del 2006. Es única en tanto es la primera en haber sido aceptada por un gobierno, algo hasta ahora sin parangón. Ahora ya hay varias ideas similares en el mundo. Se camina hacia la yazunización, es decir hacia la reedición de estas iniciativas. Requerimos no un sólo Yasuní, sino dos, tres, cuatros... mil Yasunís.

VFG: ¿En qué falló el gobierno? Algunos dicen que se debió a que siempre tuvo un plan B, el anunciado esta semana, que espantó a los cooperantes. ¿Es así?

ACOSTA: Siempre hubo el plan B. En realidad la decisión de explotar el crudo del ITT estaba tomada antes del inicio de la gestión de Correa. Lo novedoso es haber conseguido transformar el reclamo ciudadano de dejar el petróleo en el subsuelo -una idea descabellada desde la lógica dominante-, en una posibilidad cierta. El problema surge porque Correa no dio la talla para hacer efectiva esa propuesta revolucionaria. El buscaba dinero, en una u otra forma, y aplausos dejando el ITT intocado. No comprendió el real potencial de la Iniciativa Yasuní-ITT. Siempre mantuvo la amenaza de extraer el petróleo. Eso generó dudas. Sus mensajes fueron contradictorios e inclusive insultantes con quienes le criticaban. Se cabio 11 veces los plazos y muchas veces también la directiva de la Iniciativa Yasuní- ITT. Además, había señales claras de que se avanzaba en los preparativos para la explotación del crudo, por ejemplo en el bloque 31, adyacente al ITT, dentro del parque Yasuní con similar potencial en biodiversidad. En suma, no hubo un concepto claro y por lo tanto tampoco una adecuada estrategia.

VFG: En qué fallaron los socios ecologistas de Yasuní; ¿cuál es el futuro y qué se puede hacer con esas comunidades?

ACOSTA: Si en algo fallaron es en no haber mantenido permanentemente la presión sobre el gobierno. Se confiaron en que el presidente asumiría la Iniciativa de manera adecuada. Eso no sucedió. Ahora, cuando la Iniciativa ha vuelto a la sociedad civil, se plantea una consulta popular para decidir la suerte del ITT, en suma para escoger entre el petróleo y la vida. Pero es difícil concretar la consulta. Correa, que convocó hace dos años para que el pueblo decida sobre las corridas de toros y las peleas de gallo, tiene temor de hacerlo para que decida sobre el ITT y por eso bloque la consulta.

VFG: Correa parece agitar la vieja pelea con Texaco para encubrir su responsabilidad en el retroceso. ¿El prolongado liderazgo caudillista sigue siendo un mal inevitable de los modelos extractivistas que algunos llaman socialismo petrolero?

ACOSTA: Así es. En un proceso jurídico en el cual el Estado no es actor directo, interviene el gobierno justamente cuando se resolvió explotar el petróleo del ITT. No sólo que aparece como una acción contradictoria: protestar contra la Chevron Texaco, con lo que estoy de acuerdo, y aprestarse simultáneamente para destruir el ITT, sino que, a todas luces, asoma como una acción de distracción. Y también se confirma que estas modalidades de acumulación extractivistas se sostienen sobre prácticas rentísticas en lo económico, clientelares en lo social y autoritarias en lo político.


Síguenos en twitter y esperamos sus comentarios vía nuestro Facebook

Víctor Flores García, Especialista en comunicación y procesos políticos latinoamericanos. Posgraduado en Communications Policy Studies, City University, Londres y graduado con honores por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, México. Consultor asociado de AFAN Consultores Internacionales como experto en comunicación y análisis y consultor (STC) del Banco Mundial en estrategias comunicación gubernamental. Con una carrera periodística de más de 25 años, especialista en temas internacionales, ha vivido México, Uruguay y Venezuela; y ha recorrido varios países de América Latina cubriendo los procesos políticos y sociales contemporáneos más relevantes. Ha sido corresponsal para la Agence France Presse, (1996-2008). Desde 2008 a la fecha es especialista en temas energéticos y editor para México de PetroleumWorld. Colaborador de temas internacionales para Dominical Milenio de México (antes Milenio Semanal) y la revista electrónica Contrapunto. Ha publicado ensayos y libros sobre comunicación política y democracia y ha sido profesor de Comunicación Política en las universidades Iberoamericana (DF), Claustro de Sor Juana, Intercontinental, de las Américas Puebla y miembro de la Cátedra Latinoamericana Ignacio Ellacuría de la Universidad Iberoamericana, Puebla. Los puntos de vista expresados no necesariamente son los de Petroleumworld.

Nota del Editor :Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique, a el autor, y la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fair use) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright).

Internet Web links hacia http://www.petroleumworldve.com son apreciadas.

Petroleumworldve.com 29 09 2013

Copyright ©1999-2010 para el autor o agencia de noticias respectiva.Todos los Derechos Reservados. Invitamos el uso de los contenidos de Petroleumworld pudiendo ser utilizados por cualquier medio, para su reproducción, sea esta total o parcial, pero debe ser necesariamente atribuida a Petroleumworld. Los contenidos de otras fuentes y los agencias deben tener la autorizacion respectiva de sus autores.

Envie esa nota a un amigo

Sus comentarios son importantes para nosotros!

Invitamos a todos los lectores a enviarnos
sus comentarios y opiniones sobre este artículo.


Escriba a editor@petroleumworld.com

Pregunas o sugerencias, escriba a :
editor@petroleumworld.com


Se ve mejor con IE 5.01+ Windows NT 4.0,
'95, '98 and ME +/ 800x600 pixels

TOP

Contacto: editor@petroleumworld.com /Teléfonos:(58 212) 635 7252
Celulares :  (58 412) 996 3730  or  (58 212) 952 5301
www.petroleumworld.com/:Editor : Elio Ohep
F.
Director y Productor: Elio Ohep F, Cel:( 58 412) 996 3730
Contacto: editor@petroleumworld.com
Teléfonos Oficina:  (58 212) 635 725
Ventas publicitarias:Malena Vasquez:(58 412) 952 5301
Information legal.
Copyrigth© Petroleumworld, Elio Ohep F., 1999-2008
Todos los derechos de autor reservados
PW in Top 100 Energy Sites CopyRight ©1999- 2006, Petroleumworld   / Elio Ohep F.- All rights reserved Petroleumworld no se hace responsable por los juicios de valor emitidos por esta publicacion, por sus colaboradores y columnistas de opinión y análisis. Aceptamos colaboraciones previa evaluación por nuestro equipo editorial, estamos abiertos a todo tipo o corriente de opiniones, siempre y cuando a nuestro juicio esten dentro de valores éticos y morales razonables. Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique a la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fair use) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright)Internet Web links hacia http://www.petroleumworld.com.ve son apreciadas. This site is a public free site and it contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner.We are making such material available in our efforts to advance understanding of business, environmental, political, human rights, economic, democracy, scientific, and social justice issues, etc. We believe this constitutes a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, the material on this site is distributed without profit to those who have chosen to view the included information for research, information, and educational purposes. For more information go to: http://www.law.cornell.edu/uscode/17/107.shtml. If you wish to use copyrighted material from this site for purposes of your own that go beyond 'fair use', you must obtain permission fromPetroleumworld or the copyright owner of the material.