Venezuela


World

 

Petroleumworld
Bookstore



links
Institucionales


Banco Central


de
Venezuela
Indicatores

Economicos



Sistema de Control
de  Resúmenes
Curriculares

 

FAJA del ORINOCO

Licitaciones en
el Sector Petrolero

PDVSA Contrataciones
Nacionales


Pequiven Contrataciones
Nacionales

PDVSA


EMPLEOS EN PDVSA



www.dose.gob.ve



 

 

Fedepetrol

 


OPEC


SVIP

 


Noruega en
Venezuela

 


Blogspots
recomendados

Temas de Inversion

Venepiramides

PETROfinanzas

Jose A.Paez


Luis F. Indriago

Gustavo Coronel


Gerencia Energia


El Recadero
-
The Gofer

Martha
Colmenares


Petroleumworld
Socios
de negocios
:


VIPTEL

Venezuelan
International
Internet Provider
& Telecomunications


 

 

 


Suramericapress

 


Opinión - Editorial

 

La semana petrolera latinoamericana :

Víctor Flores García: Un dilema chino:
¿cambiar el sistema o copiar tecnología?

 

 

El ejemplo de la revolución energética basada en la explotación de los combustibles encapsulados en rocas herméticas en EEUU es examinado con interés por las autoridades de Beijing. La fórmula de la estructura abierta de la industria occidental puede ser imitada, pero en la vasta extensión del territorio chino hay enigmas geológicos diferentes, aunque se intente copiar la exitosa tecnología desplegada en los últimos cinco años.

Un ejemplo puede ilustrar este punto: los taladros suelen toparse con más barro en los pozos de esquisto chinos; esto puede ahogar el flujo de gas y hacer que el agua se acumule hasta terminar en  la destrucción de la productividad del pozo.

Por eso los gerentes estatales de los gigantes del petróleo chino y los organismos de planeación del Estado hacen hincapié en la necesidad de encontrar soluciones chinas a la geología única de China. Y en eso están.

La empresa china de software para yacimientos Recon Technology está ofreciendo un sistema de monitoreo de datos para detectar a tiempo esos bloqueos en los pozos de las reservas de esquisto. Jiang Xinmin, subdirector del Instituto de Investigación de Energía, parte de la Comisión Nacional Desarrollo y Reforma, la poderosa agencia de planificación de China, dijo al diario Financial Times: "Es difícil tener éxito con la tecnología de EEUU, pero también tenemos nuestra propia tecnología."

El reporte menciona otro ejemplo: PetroChina está solicitando una patente nacional para fabricar camiones de fracturación desarrollado por una de sus unidades de ingeniería, que se puso a prueba de Sichuan en septiembre de 2013. La compañía también está trabajando en el desarrollo de su propia tecnología de mapeo de imagen en las rocas que deben ser fracturadas a grandes profundidades. Sin embargo, el prototipo sigue siendo muy básico en comparación con el sistema desarrollado por Baker Hughes de EEUU.

La estructura industrial de China implica que es más probable desarrollar su propia tecnología si se convierte en una prioridad del gobierno centralizado, algo todavía que no ha sucedido, de acuerdo con fuentes de la industria china consultadas por los periodistas del diario londinense que el 7 de enero de 2014 publicaron su investigación “Oil an gas: a new frontier”.

"Una empresa privada china no puede hacerlo porque iban a necesitar el trabajo de los institutos de investigación y la Academia de Ciencias de China ", explicó un alto directivo de un gigante petrolero chino a la corresponsal en Beijing, Lucy Hornby. "No es como en los EEUU donde todo el mundo está invirtiendo en la innovación y todo el mundo recoge los beneficios".

El miedo al espionaje industrial

Las empresas de servicios del Estado comunista que se ha abierto a las inversiones extranjeras controla el 90 por ciento del mercado; pero eso podría cambiar radicalmente, en la medida que la industria china busca desesperadamente conseguir las claves de la experiencia internacional. Schlumberger, el grupo de servicios petroleros más grande del mundo está muy activo en China: abrió un centro de investigación en Beijing en 2012 y un nuevo laboratorio en Chengdu año pasado y espera multiplicar sus ingresos por diez veces en cinco años por sus operaciones en tierra asiática.

Pero también hay temores entre los occidentales que llegan a China: el riesgo para las empresas occidentales es que China va a buscar la propiedad de la tecnología si se logra que el desarrollo de esquisto despegue en el país. La industria china tiene un largo historial de practicar la copia o el desarrollo de la tecnología de ingeniería inversa para ofrecer productos mucho más baratos, y producir imitaciones "lo suficientemente buenas", que reducen los costosos equipos extranjeros de la franja superior del mercado.

El espionaje industrial es una amenaza que forma parte de los riesgos de la industria en China. Los indicios recogidos por los periodistas del diario británico indican que las empresas de servicios petroleros de EEUU y Europa están pisando con mucho cuidado el terreno de China sin arriesgar su propiedad intelectual. Además, están reteniendo oculta una parte de su conocimiento crucial desarrollado. Por ejemplo, las empresas estadounidenses se han negado a dar a los chinos la composición propia de los ingredientes de sus fluidos de fractura hidráulica, pese a las insistentes peticiones chinas para conocer la fórmula de los lodos inyectados a base de agua y químicos.

China no se cruza de brazos y ha puesto en práctica una política gubernamental nativa conocida como "innovación autóctona" para desarrollar versiones de su propia cosecha, adaptaciones de las tecnologías occidentales dominantes para alentar la manufactura china y evitar el costoso pago de derechos de licencias.

Las petroleras occidentales se protegen para no malbaratar lo que tanto ha costado descubrir en EEUU. Robert Ivy, director de la oficina de China del Departamento de Energía de EEUU con sede en Beijing, sostiene que las empresas occidentales más grandes deben ser capaces de evitar esa amenaza. El alto funcionario norteamericano hizo el siguiente relato al periódico inglés: "Cuando hablamos de las grandes empresas de EEUU con las cuales nos involucramos, dicen que las tecnologías que están trayendo a China son tecnologías muy puntuales, no son nuestra vanguardia (en EEUU). Esas empresas ya están varios años adelante en busca de la próxima innovación tecnológica."

En otras palabras, las empresas occidentales protegen lo que saben, dosifican su uso, se adaptan a la geología china, y avanzan hacia nuevas fronteras en la carrera tecnológica. De su parte, el gobierno de Beijing está muy consciente de que para tener éxito en la producción de combustibles esquisto, está obligado a abordar los temas de la protección de la propiedad intelectual; además, debe trabajar en el entorno normativo, conseguir la protección del medio ambiente, y colocar su ordenamiento jurídico en su lugar.

Descifrar el código shale

Para los países latinoamericanos como Argentina en la Patagonia y México en los desiertos de la frontera norte, mirarse en el espejo de la revolución de esquisto en EEUU les mostrará como los factores decisivos se reflejan con claridad en una fórmula que funciona: una industria competitiva, una respuesta de los mercados de capitales, la capacidad de iniciativa e innovación local, y la fortaleza en los derechos de propiedad, incluida de manera crucial la propiedad intelectual de la exitosa tecnología que debe importar. A esa lista ofrecida en el reportaje hay que añadir un elemento cultural que aglutina y armoniza esos elementos.

La conclusión del reporte es lapidaria y sombría: “Todas estas condiciones están más o menos ausenten en China. Si el país quiere que su industria sea un éxito, será necesario traer otro tipo de revolución de esquisto a su paisaje institucional”. En otras palabras, China necesita una revolución en su ya vieja revolución.

Para China, el desarrollo de reservas de esquisto ofrece un triple beneficio: primero, un aumento de la producción de gas podría sustituir al carbón para la generación de energía; segundo, controlaría la contaminación que arruina muchas ciudades chinas; y tercero, reduciría los costos de energía y frenaría la dependencia energética del exterior. Sería una manera de aliviar esos  problemas cada vez más acuciantes desde que la nación reclamó el año pasado la corona como el mayor importador de petróleo del mundo.

Su ambición es apoyada por los EEUU, que ha celebrado un foro anual de petróleo y gas con China desde hace más de una década para reunir a empresas y funcionarios que trabajan en la industria.

Washington considera que los desafíos que enfrenta China son parte de sus intereses. El presidente Barack Obama lanzó una serie de iniciativas de cooperación de energía en 2009, incluyendo un programa de gas de esquisto, que organiza talleres y viajes de estudio. David Sandalow del Centro de la Universidad de Columbia sobre la política energética global, quien hasta el año pasado era secretario adjunto encargado de asuntos internacionales en el departamento de Energía de EEUU, dijo al FT que ayudar a China a desarrollar sus reservas de gas de esquisto cumple varios objetivos para la política estadounidense. "El desarrollo de esquisto de China podría ayudar a reducir las presiones sobre los mercados de petróleo y gas a nivel mundial. Podría proporcionar importantes oportunidades comerciales para las empresas estadounidenses. Se podría reducir drásticamente la contaminación del aire que afecta a las ciudades chinas y ayudar a combatir el calentamiento global".

El apoyo de EEUU para la industria de combustible de esquisto de China podría repuntar un día. Mientras tanto, compañías de servicios petroleros chinos que trabajan en proyectos de esquisto están tratando de aprender –o copiar- las habilidades que les permitirían competir de manera más activa en los negocios de los muy desarrollados campos de esquisto en EEUU, algunos de los cuales ya cuentan con inversión china.

La investigación termina con una vuelta de tuerca: “En el futuro, puede haber compañías chinas que ven el esquisto estadounidense como la oportunidad de negocio que no pueden permitirse el lujo de perder”. Si las entrañas geológicas de China no son descifradas, y la aplicación de la tecnología no es un copy-paste, entonces, volver al origen de la historia en Dakota del Norte o Texas es una carta para los inversionistas chinos. Y América Latina ¿por qué no?

 

 


Síguenos en twitter y esperamos sus comentarios vía nuestro Facebook


Víctor Flores García, Especialista en comunicación y procesos políticos latinoamericanos. Posgraduado en Communications Policy Studies, City University, Londres y graduado con honores por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, México. Consultor asociado de AFAN Consultores Internacionales como experto en comunicación y análisis y consultor (STC) del Banco Mundial en estrategias comunicación gubernamental. Con una carrera periodística de más de 25 años, especialista en temas internacionales, ha vivido México, Uruguay y Venezuela; y ha recorrido varios países de América Latina cubriendo los procesos políticos y sociales contemporáneos más relevantes. Ha sido corresponsal para la Agence France Presse, (1996-2008). Desde 2008 a la fecha es especialista en temas energéticos y editor para México de PetroleumWorld. Colaborador de temas internacionales para Dominical Milenio de México (antes Milenio Semanal) y la revista electrónica Contrapunto. Ha publicado ensayos y libros sobre comunicación política y democracia y ha sido profesor de Comunicación Política en las universidades Iberoamericana (DF), Claustro de Sor Juana, Intercontinental, de las Américas Puebla y miembro de la Cátedra Latinoamericana Ignacio Ellacuría de la Universidad Iberoamericana, Puebla. Los puntos de vista expresados no necesariamente son los de Petroleumworld.

Nota del Editor :Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique, a el autor, y la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fair use) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright).

Internet Web links hacia http://www.petroleumworldve.com son apreciadas.

Petroleumworldve.com 20 01 2013

Copyright ©1999-2010 para el autor o agencia de noticias respectiva.Todos los Derechos Reservados. Invitamos el uso de los contenidos de Petroleumworld pudiendo ser utilizados por cualquier medio, para su reproducción, sea esta total o parcial, pero debe ser necesariamente atribuida a Petroleumworld. Los contenidos de otras fuentes y los agencias deben tener la autorizacion respectiva de sus autores.


Envie esa nota a un amigo

Sus comentarios son importantes para nosotros!

Invitamos a todos los lectores a enviarnos
sus comentarios y opiniones sobre este artículo.


Escriba a editor@petroleumworld.com

Pregunas o sugerencias, escriba a :
editor@petroleumworld.com


Se ve mejor con IE 5.01+ Windows NT 4.0,
'95, '98 and ME +/ 800x600 pixels

TOP

Contacto: editor@petroleumworld.com /Teléfonos:(58 212) 635 7252
Celulares :  (58 412) 996 3730  or  (58 212) 952 5301
www.petroleumworld.com/:Editor : Elio Ohep
F.
Director y Productor: Elio Ohep F, Cel:( 58 412) 996 3730
Contacto: editor@petroleumworld.com
Teléfonos Oficina:  (58 212) 635 725
Ventas publicitarias:Malena Vasquez:(58 412) 952 5301
Information legal.
Copyrigth© Petroleumworld, Elio Ohep F., 1999-2008
Todos los derechos de autor reservados
PW in Top 100 Energy Sites CopyRight ©1999- 2006, Petroleumworld   / Elio Ohep F.- All rights reserved Petroleumworld no se hace responsable por los juicios de valor emitidos por esta publicacion, por sus colaboradores y columnistas de opinión y análisis. Aceptamos colaboraciones previa evaluación por nuestro equipo editorial, estamos abiertos a todo tipo o corriente de opiniones, siempre y cuando a nuestro juicio esten dentro de valores éticos y morales razonables. Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique a la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fair use) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright)Internet Web links hacia http://www.petroleumworld.com.ve son apreciadas. This site is a public free site and it contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner.We are making such material available in our efforts to advance understanding of business, environmental, political, human rights, economic, democracy, scientific, and social justice issues, etc. We believe this constitutes a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, the material on this site is distributed without profit to those who have chosen to view the included information for research, information, and educational purposes. For more information go to: http://www.law.cornell.edu/uscode/17/107.shtml. If you wish to use copyrighted material from this site for purposes of your own that go beyond 'fair use', you must obtain permission fromPetroleumworld or the copyright owner of the material.