Venezuela


World

 

Petroleumworld
Bookstore



links
Institucionales


Banco Central


de
Venezuela
Indicatores

Economicos



Sistema de Control
de  Resúmenes
Curriculares

 

FAJA del ORINOCO

Licitaciones en
el Sector Petrolero

PDVSA Contrataciones
Nacionales


Pequiven Contrataciones
Nacionales

PDVSA


EMPLEOS EN PDVSA



www.dose.gob.ve



 

 

Fedepetrol

 


OPEC


SVIP

 


Noruega en
Venezuela

 


Blogspots
recomendados

Temas de Inversion

Venepiramides

PETROfinanzas

Jose A.Paez


Luis F. Indriago

Gustavo Coronel


Gerencia Energia


El Recadero
-
The Gofer

Martha
Colmenares


Petroleumworld
Socios
de negocios
:


VIPTEL

Venezuelan
International
Internet Provider
& Telecomunications


 

 

 


Suramericapress

 


Puntos de Vista
Análisis y opinión sobre energía, geopolítica y civilización

La Tragedia de Macbeth
El Bosque Avanza


Por Ibsen Martínez

Como casi todos los relatosde poder, la tragedia de  Hugo Chávez me recuerda la de MacBeth. Todo el mundo sabe ? supongo que también  el Ministro del Poder Popular Para la Cultura, pero quién sabe, mejor es no apostar ?, que la pieza que Shakespeare estrenó probablemente en 1611, está basada libremente en la vida y hechos de un histórico y célebre  rey escocés que gobernó las tierras altas entre 1040 y1057. La crítica coincide conmigo desde siempre en que el MacBeth de Shakespeare es una de las más estremecedoras narraciones en torno a la ambición de poder y la desmesura que enceguece y conduce a la perdición.

Este artículo se ocupa de Chávez y de lo que atraviesa el ánimo del pobre   pupilo de Fidel Castro desde que se encuevó el pasado domingo 12 de febrero, pero el lector será indulgente conmigo si, llevado quizá por  una deformación profesional, le atornillo primero una comentario al cuarto acto de la tragedia McBeth.

Gran parte de Macbeth ? la obra teatral ? trascurre en brumosos páramos escoceses batidos por el viento y en umbríos castillos, escenarios todos estos muy propicios a la aparición de fantasmas. Esto último, en verdad , no tiene nada de extraño porque es notorio que Escocia es la patria de los fantasmas. En consecuencia, en la obra, a cada rato aparecen brujas y fantasmas.

Al comenzar la acción de  la pieza, Macbeth, que hasta ese momento no es  más que el equivalente shakesperiano de un teniente coronel de paracaidistas, regresa victorioso de una batalla y se dirige a presentar sus repetos al rey.

En medio de un páramo y de noche, le salen al paso unas brujas. Las brujas vaticinan que Macbeth llegará a ser rey. Como no hay nada en su vida que le haga pensar que ello esté a su alcance, Macbeth no les cree y sigue su camino. Pero ya va  “picado de culebra”. Por eso cabalga intrigado, confuso, estremecido por el dramatismo del vaticinio. El vaticinio, por supuesto, es bastante enredado y se pesta a todo tipo de especulaciones de doble vía. Bruja que no hable enredado no es bruja.

Sin embargo, el vaticinio se cumple al pie de la letra y,a partir de ese momento, Macbeth “no pela” un espectro, un presagio o un augurio, no importa cuán enredado venga. En el proceso, Macbeth se hace dueño del reino a costa de atropellar los derechos sucesorales de medio mundo, de muchas traiciones y asesinatos. Se convierte en el propio hijo de puta heavy duty , sanguinario y artero, y esto último se explica porque, como se sabe, detrás de cada coño de madre, hay una mujer, en este caso la perversa Lady Macbeth.

De modo que, entre una esposa que no hace sino darle casquillo para que mate a sus amigos, y los espectros agoreros que se le aparecen a cada rato, Macbeth se encumbra en el poder, se  va ensoberbeciendo, y como suele pesar, termina creyéndose la gran vaina; se jura invencible.  Llegados aquí, déjen que les cuente lo que pasa en el cuarto acto, para mí,  el más emocionante de la insuperable obra de Bill Shakespeare.

Para cuando comienza el cuarto acto, los adversarios de Macbeth, los candidatos a  que el déspota los convierta en escabeche, han decidido que no se lo calan más y han comenzado a organizarse. MacBeth se ríe de las noticias de que se han federado exitosamente para ir contra él. Los desprecia.  Los cree pequeños y desunidos. Jamás van a poder con MacBeth, el papá de los helados. Cuenta ciegamente con el vaticinio que le ha dicho un espectro. El espectro se le aparece poco antes de las elecciones primarias.

Macbeth ,que a esas alturas, después de   haber “pulverizado” ? como diría Chávez? a la mitad del elenco, ya no le tiene miedo a los espectros, le  pregunta, por todo el cañón, cuánto va a durar en el poder.

Ahora bien, Shakespeare solía recurrir alternatviametne a la prosa y al verso. El espectro habla en verso, pero no alejandrino, sino relancino. Y el espectro le dice:

“ Macbeth seguirá invicto y con ventura
si el gran bosque de Birnam no se mueve
y, subiendo, a luchar con él se atreve
en Dunsinane, allá en la misma altura” .

No me la quiero dar de viajado, pero una vez fui a Escocia y, aficionado al teatro al fin,  peregriné a la colina de Dunsinane, a pocas millas de Perth, donde es fama estuvo el castillo de MacBeth. Hoy lo que hay es un piedrero y un pub donde venden souvenirs. Muy decepcionante la excursión; ni se molesten en ir.  Eso si, en toda la pata del cerro de Dunsinane hay bosque sumamente espeso y neblinoso: es el bosque de Birnan del que habla el espectro.

MacBeth se dice: “Un bosque  es un bosque. ¿Cómo puede moverse un bosque? El bosque de Birnam jamás se moverá de su sitio. Yo tampoco del mío. Se jodieron todos conmigo”.

Sólo que los adversarios de MacBeth, que después de mucho tiempo, se han puesto las pilas, saben del vaticinio y deciden ponerlo a jugar a favor de ellos. En consecuencia, se disfrazan de árboles: se disfarzan de bosque de Birnam. Para ello talan al bosque parcialmente y , camuflandose con las copas de los árboles talados, se mueven despaciiiiiito, pelo apelo, colina arriba. Cada vez que MacBeth se asoma por las murallas, ve el bosque allá abajo. Y como los adversarios se mueven sin prisas, no advierte que el bosque se ha puesto en movimiento.

Cuando se da cuenta de que los tiene encima, ya es muy tarde, no sólo para incautar los cuadernos electorales , sino para hacer nada de  provecho que evite su catastrófica derrota. El jefe de sus adversarios, un tipo al que Macbeth ha menospreciado durante toda la obra, es un personaje que habla bajito y se llama MacDuff.

MacDuff Capriles Radonski.


Síguenos en twitter y esperamos sus comentarios vía nuestro Facebook

 

 

Ibsen Martínez es un escritor, novelista e intelectual venezolano. Ha escrito guiones de cine, ensayos, relatos periodísticos y novelas. Sus puntos de vista no necesariamente son los de Petroleumworld.

Nota del Editor : Este articulo fue originalmente publicado en El Blog de Ibsen Martínez , el 15 de febrero, 2012 . Reproducimos el mismo en beneficio de los lectores.

Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique, a el autor, y la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fair use) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright).

Internet Web links hacia http://www.petroleumworldve.com son apreciadas.

Petroleumworldve.com 15 02 2012

 


Copyright ©1999-2010 para el autor o agencia de noticias respectiva.Todos los Derechos Reservados. Invitamos el uso de los contenidos de Petroleumworld pudiendo ser utilizados por cualquier medio, para su reproducción, sea esta total o parcial, pero debe ser necesariamente atribuida a Petroleumworld. Los contenidos de otras fuentes y los agencias deben tener la autorizacion respectiva de sus autores.

Envie esa nota a un amigo

Sus comentarios son importantes para nosotros!

Invitamos a todos los lectores a enviarnos
sus comentarios y opiniones sobre este artículo.


Escriba a editor@petroleumworld.com

Pregunas o sugerencias, escriba a :
editor@petroleumworld.com


Se ve mejor con IE 5.01+ Windows NT 4.0,
'95, '98 and ME +/ 800x600 pixels

TOP

Contacto: editor@petroleumworld.com /Teléfonos:(58 212) 635 7252
Celulares :  (58 412) 996 3730  or  (58 212) 952 5301
www.petroleumworld.com/:Editor : Elio Ohep
F.
Director y Productor: Elio Ohep F, Cel:( 58 412) 996 3730
Contacto: editor@petroleumworld.com
Teléfonos Oficina:  (58 212) 635 725
Ventas publicitarias:Malena Vasquez:(58 412) 952 5301
Information legal.
Copyrigth© Petroleumworld, Elio Ohep F., 1999-2008
Todos los derechos de autor reservados
PW in Top 100 Energy Sites CopyRight ©1999- 2006, Petroleumworld ™  / Elio Ohep F.- All rights reserved Petroleumworld no se hace responsable por los juicios de valor emitidos por esta publicacion, por sus colaboradores y columnistas de opinión y análisis. Aceptamos colaboraciones previa evaluación por nuestro equipo editorial, estamos abiertos a todo tipo o corriente de opiniones, siempre y cuando a nuestro juicio esten dentro de valores éticos y morales razonables. Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique a la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fair use) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright)Internet Web links hacia http://www.petroleumworld.com.ve son apreciadas. This site is a public free site and it contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner.We are making such material available in our efforts to advance understanding of business, environmental, political, human rights, economic, democracy, scientific, and social justice issues, etc. We believe this constitutes a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, the material on this site is distributed without profit to those who have chosen to view the included information for research, information, and educational purposes. For more information go to: http://www.law.cornell.edu/uscode/17/107.shtml. If you wish to use copyrighted material from this site for purposes of your own that go beyond 'fair use', you must obtain permission fromPetroleumworld or the copyright owner of the material.