Venezuela


World

 

Petroleumworld
Bookstore



links
Institucionales


Banco Central


de
Venezuela
Indicatores

Economicos



Sistema de Control
de  Resúmenes
Curriculares

 

FAJA del ORINOCO

Licitaciones en
el Sector Petrolero

PDVSA Contrataciones
Nacionales


Pequiven Contrataciones
Nacionales

PDVSA


EMPLEOS EN PDVSA



www.dose.gob.ve



 

 

Fedepetrol

 


OPEC


SVIP

 


Noruega en
Venezuela

 


Blogspots
recomendados

Temas de Inversion

Venepiramides

PETROfinanzas

Jose A.Paez


Luis F. Indriago

Gustavo Coronel


Gerencia Energia


El Recadero
-
The Gofer

Martha
Colmenares


Petroleumworld
Socios
de negocios
:


VIPTEL

Venezuelan
International
Internet Provider
& Telecomunications


 

 

 


Suramericapress

 


 

 

Puntos de Vista
Análisis y opinión sobre energía, geopolítica y civilización


La devaluación de la que todos hablan es innecesaria

 

Por Alexander Guerrero

En 1996, en tiempos de la Agenda Venezuela, el gobierno firmó convenio con el FMI, la asistencia financiera de este no estuvo presente, no se requirió de condicionalidad, el tipo de cambio voló de 180 Bs/$ a 260 Bs/$ cuando se elimino el control de cambio. Se arrastraban las consecuencias de una crisis financiera que el gobierno decidió monetizar. El Ministro de Hacienda, Matos Azocar en esos días declaro que “el BCV me engaño…”, es decir, la tasa de cambio según el BCV no llegaría tan lejos. Esa era la discusión de esos años. Un manejo inadecuado de la política monetaria produjo finalmente la maxidevaluación.

Ayer y hoy: quien gana y quien pierde de una devaluación?

Hay que comprender al respecto que pese a esos reclamos del Ministro de Hacienda, el BCV al hacer posible la maxidevaluación le produjo al gobierno muchos bolívares de ingreso fiscal debido a ese shock de impuesto inflacionario.  Hablar de un acuerdo entre Hacienda y el BCV para inducir esa maxidevaluación no es descabellado, la estructura de incentivos tanto del BCV como del fisco esta montada sobre la devaluación del bolívar. La posición en balanza de pagos no era caótica como en 1989, pero la situación fiscal era insostenible en virtud del bail-out de la crisis financiera. El costo de esa crisis en 1997 se estimaba en 13.000 millones de dólares y aunque fue monetizada comprometió seriamente la ecuación fiscal, la cual finalmente se derrumbo en 1997 con la caída de los precios del petróleo, a propósito de la crisis financiera en Asia...

Esa maxidevaluación traía su lastre en las consecuencias de la crisis financiera; crisis financiera que activó la salida de capitales, que subyacía en el hecho que una buena porción del sistema financiero estaba podrida, en la perdida de confianza durante el control de cambio, combinado con un insostenible desequilibrio fiscal que se arrastraba por la crisis financiera, así como en la naturaleza de la propia administración del control de cambio. Desde luego, la depreciación violenta del tipo de cambio y la inflación causada por la corrida de capitales que activo la crisis financiera, trajo un desbalance en precios relativos, la inflación respondía así a la terapia monetaria erróneamente utilizada por el gobierno y el BCV para monetizar la crisis financiera.  La caída del precio del petróleo a 7$ el barril en medio de la crisis financiera asiática fue el colofón de ese estado de cosas, que trajo el resultado electoral que  tanto costos intergeneracionales ha traído al país..

Acotemos, que el ganador de esa maxidevaluación – y todas - es el propio gobierno, y que los incentivos fiscales así están dispuestos en ese sentido, sabemos que el gobierno recibe una buena parte del ingreso de la renta del petróleo que se realiza en dólares, una devaluación genera bolívares al gobierno , es el impuesto inflacionario . Hay otros ganadores, los que administran portafolios de deuda pública venezolana, la cual se alimenta de un repricing de esos bonos y en consecuencia genera unos volúmenes de ganancias a las instituciones financieras y otros tenedores de deuda pública en dólares.

Acá presenciamos una curiosa relación, un gobierno promoviendo grandes ganancias bancarias para llenarlos posteriormente de deuda publica, despeas de todo la banca es el mejor cliente del gobierno a la hora de financiar el déficit fiscal, en un país que aun adolece de un mercado de capitales. Así, el gobierno que posee una vasta porción de esos bonos de deuda pública en cartera de los bancos públicos coloca otro comensal en el festín de una potencial devaluación.

El perdedor, el ciudadano de a pie!.

El subyacente monetario - fiscal actual: una devaluación innecesaria

Aquellos eran tiempos de un petróleo en 18 dólares que generaba una contribución fiscal petrolera de un 6-7% en términos del PIB. Niveles de ingreso fiscal muy inferiores al comparar con los de 2011 - 2012, y ello independiente que las exportaciones de petróleo hoy de unos 2.1 millones barriles/día sean menores en unos 500 mil barriles/día a las de 1998. Ayer el precio del petróleo, en promedio, era en 18 dólares (1995-1996) frente a los 100 dólares en 2012. Las cosas hoy son muy distintas. Así, suponer que existen condiciones para en una devaluación, mirando el actual “precio de sombra” del dólar como  horizonte por una aparente “sobrevaluación” como único factor de fuerza, como se ha vendido en el mercado político electoral, además de ser una sonsa ingenuidad implica incomprensión de la verdadera complejidad de la cuestión cambiaria en Venezuela.

Una devaluación, no solo no es necesaria, tendría un impacto catastrófico sobre una gestión de gobierno entrante – derrotado Chávez como el país todo lo desea - sentada, en principio, sobre grandes esquemas redistributivos que dejaría colgando por el gobierno saliente, gasto fiscal que eventualmente habría que mantener en el mediano plazo, mientras el país recupera sus capacidad productiva de la actividad privada. Esta razón es sine cuan non , el sector privado debe retornar con dinamismo, el gobierno debe revertir la arbitrariedad y las propiedades confiscadas y restablecer un régimen de protección de los derechos de propiedad, el Estado de Derecho en lo económico debe restablecerse, los malos ejemplos dejados por Chávez deben extirparse de la vida nacional y de las relaciones económicas.

Hoy, pese al grotesco desorden fiscal, impudicia en el manejo de la hacienda publica, descomunal derroche de fondos fiscales y de liquidez internacional, una administración irracional de las reservas internacionales, inflacionaria represada,  galopante corrupción; existe cierto volumen de ingreso fiscal generado a mas de 100 dólares el barril de petróleo entre 2011 y 2012 y una nada desdeñable acumulación de liquidez internacional, posiciones en dólares por parte del Tesoro, PDVSA y otros entes financieros del Estado, lo cual montaría a la fecha unos 70 mil millones de dólares. Solo resta conocer el grado de compromisos que esa liquidez internacional pudiera tener. Los parlamentarios de la oposición en la AN tienen la responsabilidad de despejar las dudas que el público tiene sobre el manejo de los fondos soberanos que Venezuela posee en el mercado internacional.

Inclusive independiente del  enorme gasto publico en consumo, gasto corriente, unido a un sincronizado proceso de descapitalización de las empresas básicas, incluida PDVSA, los desequilibrios fiscales han sido financiados con una acumulación de deuda publica, la situación fiscal en termino de caja no es peor que la referida en 1995. Así por ejemplo, la contribución fiscal petrolera es hoy es dos veces mayor ( 15% del PIB) que la del periodo citado arriba en la década de los 90. A ello hay que contabilizar la racionalización de las relaciones económicas petroleras venezolanas, una buena parte correspondida por factores ideológicos y clientelismo fiscal internacional, así los acuerdos petroleros bilaterales con Cuba, Argentina, Uruguay, Ecuador, el Caribe,  Irán, Bielorrusia, y China tendrán que revisarse sobre la  base de unas sanas relaciones económicas internacionales sobre principios de  reciprocidad.

Los niveles de liquidez internacional componen un importante amortiguador de liquidez para sostener el mercado libre de divisas y sobre un régimen de cambio que coloque al dólar en una plataforma de flotación administrada con las reservas internacionales del BCV. De la misma manera, habría que reactivarse el FEM para crear un mecanismos financiero que amortigüe el impacto fiscal negativo de una caída en los precios del petróleos, cosa que por ahora no luce plausible, sin embargo, reactivar el FEM es de suprema importancia para esa eventualidad, así como impedir la devaluación.

Que hacer entonces?

El debate sobre que hacer con el control de cambio el bolívar en una próxima administración, fluye sobre conocidos prejuicios dilemáticos en torno al sentido del régimen cambiario, el control y desde luego la fijación del tipo de cambio. Así, la cuestión cambiaria, o la convertibilidad del bolívar, vuelve a sentarse sobre el prejuicio montado en el mal utilizado concepto de la “sobrevaluación” del tipo de cambio. El razonamiento emana en el sentido que el precio del bolívar se ha desviado de su precio real, lo cual implica que el dólar estaría abaratándose frente al bolívar; puesto en términos del precio del dólar, el bolívar estaría, comprando más dólares.

En realidad hay otros factores mas importantes que tienen que ver con severos costos de transacción que han disminuido la capacidad de exportar de la empresa venezolana, de ellos el debilitamiento de los derechos de propiedad, contenido en la fuerza de la Ley en el control de cambio, aparece como la variable que explica claramente la caída de la inversión y la descapitalización de la empresa privada nacional. En este sentido, el entrante gobierno de Capriles no tendría necesidad de devaluar el bolívar como se sugiere en medios de ese silente debate sobre que hacer con el régimen cambiario.

Hay una buena cantidad de medidas para desmontar el control de cambio, me refiero a la administración del régimen, de manera de permitir el acceso libre y garantizar la convertibilidad del bolívar. Previo a ello hay que poner la casa fiscal en orden y devolverle al BCV la independencia requerida para que cumpla sus objetivos de inflación y estabilidad monetaria, es decir, para blindar la balanza de pagos en una economía que no debiera tener – dado el volumen de dividas que produce - controles ni racionamiento, ello es un atentado a los derechos de propiedad y la democracia es consustancial al régimen e libertades económicas.

Además hay que eliminar todas las restricciones políticas e institucionales en decenas de leyes y decretos que han amarrado y descapitalizado al sector privado venezolano para que pueda invertir y producir, es decir, lo que llamamos un shock de oferta para que el productor venezolano se rencuentre nuevamente con el mercado local y pueda ser nuevamente el sector creador de empleo mas dinámico de la economía venezolana.

Que hacer entonces .? Cuentas en dólares y el régimen monetario bi-metal

En primer lugar corregir las distorsiones fiscales y monetarias que medran entre fondos soberanos, FONDEN, etc., instituciones financieras publicas, el Tesoro (Min Finanzas) y el BCV en ese sentido, devolver la liquidez internacional (divisas) en esos fondos e instituciones financieras, incluido el Tesoro al BCV masi se elevara el volumen de reservas internacionales requerido para proteger cada bolívar en circulación. Por cierto ese régimen le ha dado muy buenos resultados en Brasil, Perú, Chile donde el publico puede obtener dólares desde cualquier cajero automático de cualquier banco. Vean ese ejemplo, pero además esos regímenes bimetálicos son los que existen naturalmente en el mundo desarrollado que se sincroniza en tres monedas: el dólar, el euro, el yen, y en camino el yuan.

En segundo lugar , autorizar al BCV a que elabore el régimen de circulación monetaria de la divisa internacional, es decir, aperturas de cuentas en divisas en la banca nacional y establecer un régimen monetario que permita contabilidad esos fondos en cuentas en la banca como parte de la liquidez internacional en poder el BCV. En tercer lugar reordenar el gasto publico para que la economía retorne a un grado de controlabilidad y auditabilidad, es decir, el respeto a las reglas fiscales, de manera que los organismos y empresas que hacen actividad fiscal distinta a su natural actividad económica y financiera transfieran al gobierno central de las coordenadas del gasto publico.

El gobierno central debe de inmediato redistribuir las obligaciones del gasto público a sus entes naturales, la administración descentralizada, es decir, el respeto a la norma de subsidiariedad que permita un uso racional e inteligente de los fondos públicos. Con ese arreglo fiscal y monetario, el gobierno podría establecer el timming para el desmontaje cambiario y regresar a la libre convertibilidad. Una moneda libremente convertible, no podrá ser devaluada, el mercado apreciara o depreciara de acuerdo a que el gobierno y el BCV cumplan sus funciones debidamente. 

Síguenos en twitter y esperamos sus comentarios vía nuestro Facebook

Alexander Guerrero E., Phd. , es economista y profesor universitario (alex102@movistar.net.ve ). Todos sus artículos puedes ser leídos en www.alexanderguerrero.com .Los puntos de vista expresados no necesariamente son los de Petroleumworld.

Nota del Editor: Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique, a el autor, y la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fair use) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright).

Internet Web links hacia http://www.petroleumworldve.com son apreciadas.

Petroleumworldve.com 22 09 2012

Copyright ©1999-2010 para el autor o agencia de noticias respectiva.Todos los Derechos Reservados. Invitamos el uso de los contenidos de Petroleumworld pudiendo ser utilizados por cualquier medio, para su reproducción, sea esta total o parcial, pero debe ser necesariamente atribuida a Petroleumworld. Los contenidos de otras fuentes y los agencias deben tener la autorizacion respectiva de sus autores.

Envie esa nota a un amigo

Sus comentarios son importantes para nosotros!

Invitamos a todos los lectores a enviarnos
sus comentarios y opiniones sobre este artículo.


Escriba a editor@petroleumworld.com

Pregunas o sugerencias, escriba a :
editor@petroleumworld.com


Se ve mejor con IE 5.01+ Windows NT 4.0,
'95, '98 and ME +/ 800x600 pixels

TOP

Contacto: editor@petroleumworld.com /Teléfonos:(58 212) 635 7252
Celulares :  (58 412) 996 3730  or  (58 212) 952 5301
www.petroleumworld.com/:Editor : Elio Ohep
F.
Director y Productor: Elio Ohep F, Cel:( 58 412) 996 3730
Contacto: editor@petroleumworld.com
Teléfonos Oficina:  (58 212) 635 725
Ventas publicitarias:Malena Vasquez:(58 412) 952 5301
Information legal.
Copyrigth© Petroleumworld, Elio Ohep F., 1999-2008
Todos los derechos de autor reservados
PW in Top 100 Energy Sites CopyRight ©1999- 2006, Petroleumworld ™  / Elio Ohep F.- All rights reserved Petroleumworld no se hace responsable por los juicios de valor emitidos por esta publicacion, por sus colaboradores y columnistas de opinión y análisis. Aceptamos colaboraciones previa evaluación por nuestro equipo editorial, estamos abiertos a todo tipo o corriente de opiniones, siempre y cuando a nuestro juicio esten dentro de valores éticos y morales razonables. Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique a la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fair use) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright)Internet Web links hacia http://www.petroleumworld.com.ve son apreciadas. This site is a public free site and it contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner.We are making such material available in our efforts to advance understanding of business, environmental, political, human rights, economic, democracy, scientific, and social justice issues, etc. We believe this constitutes a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, the material on this site is distributed without profit to those who have chosen to view the included information for research, information, and educational purposes. For more information go to: http://www.law.cornell.edu/uscode/17/107.shtml. If you wish to use copyrighted material from this site for purposes of your own that go beyond 'fair use', you must obtain permission fromPetroleumworld or the copyright owner of the material.